miércoles, 3 de noviembre de 2010

De mi altar a tu corazón







De mi altar a tu corazón,
van dando brinquitos los anhelos
de verte, escucharte, contemplarte,
abrazarte, estrecharte, amarte
tenerte, pues, aunque sea esta noche
para gozarte.

Ponemos el altar,
entre alegría y tristeza,
con el corazón hecho bolas,
es la oportunidad de decirles,
lo mucho que se les extraña
y a la vez la alegría
de saber que todo lo que vivimos
sigue ardiendo en nuestros corazones.

De mi altar,
van y vienen
flores, aromas, inciensos,
velas, pan de muerto
chocolate, tamales
chupito, platanito
calaveritas de azúcar
calacas de papel...

De tu corazón
viene amor
luz
deseo
y como siempre
gratas y ricas sorpresas.

De mi altar a tu corazón
sólo está la distancia
de nuestros dedos entrelazados
y nuestros corazones abrazados.

7 comentarios:

marichuy dijo...

Uno no debería bajar a la gente de los Altares en los que la ha colocado. Tampoco, sacarla de su corazón. Y sin embargo pasa.

Un abrazo

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Marichuy

Por qué lo dices?

Daniel dijo...

En verdad bonito...

Te envío mi abrazo.
Dani..

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Daniel, gracias

marichuy dijo...

Cuentista

Te decía que uno no debería bajar a la gente del Altar sentimental en que la ha puesto, porque si uno los subió ahí por algo fue. Y si ya después las cosas cambian (la vida es tan impredecible), eso no debería influir par quitarles el lugar que un día ocuparon. Yo quisiera querer siempre, de distinta manera quizá, a las personas que hoy quiero.

Abrazo con harto frío.

Vampira Dea dijo...

Que cosa linda!
Feliz 2011

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Gracias Vampira y felicidades también!!!