jueves, 20 de octubre de 2016

Procrastinar



No debería uno de tardarse tanto
en hacer  las cosas.
No las del trabajo,
no las del amor
ninguna cosa importante
debería de perderse en el tiempo.


Pero a veces se tardan,
dan mil vueltas
se acercan
van
vienen
dudan
zozobran
casi se hunden
y finalmente resurgen


Yo, si muchas cosas
no me importaran
te tomaría fuerte del brazo
mantendría
los besos fugaces
y los convertiría
en buenos besos
de esos que hacen
que el sudor
corra rápidamente,
alocadamente,
por los cuerpos
para regalarnos
sonrisas
y agitaciones de aliento.

Pero como me importan,
me friego!!!
Entonces,
me apuro en
otras cosas
con las que creo que puedo
aunque estén a años luz
de ser tan excitantes
como las que me regalan

tus besos.

*Imagen de la red

1 comentario:

marichuy dijo...

Y creo que tampoco deberíamos dejar para después esas pequeñas cosas que dan sentido a nuestra vida.

Un abrazo