lunes, 21 de septiembre de 2009

Para desearte de verdad


¿Cuánto tiempo podría
esperarte?
¿Cuántas cosas maravillosas
puedo seguir haciendo mientras llegas?

Y aunque preferiría que vinieras
sin llamarte,
he decidido convocarte
en todas las lenguas que conozco
y hacerte venir con secretos sortilegios
que me dicta el corazón.

En el fondo,
tengo miedo de desearte,
porque sé que llegarás
cuando de verdad quiera estar contigo.

Así que, en estos días de lluvia
medito sobre ti,
escribo en hojas rosas
y para inspirarme,
me echo un mezcalito en jarrito verde,
me deleito con unos chapulines a pellizcos
y saboreo a mordiditas pétalos de begonias
que se deshacen en mi boca.

Me dispuse a pensar en ti
y el ambiente se fue tornando mágico,
la piel se me puso chinita,
empecé a soñar,
para desearte de verdad…………
Imagen de: jardineria.pro

4 comentarios:

marichuy dijo...

Querida

Yo temo más... a no poder desear de verdad.

Un abrazo

Daniel dijo...

Que hermosas palabras...
Puras / transparentes
Bien del Alma.

Sólo pasaba a saludarte
Y dejarte mi abrazo.
Dani..

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Gracias y saludos

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Querida Marichuy: Es verdad que peligro perder esa energía vital, que a veces es lo único que queda.